Los mayores beneficicios del minimalismo

planta que representa los beneficios del minimalismo

Mucha gente piensa que el minimalismo no es para ellos. Lo ven como convertirse en monjes o en hermitaños. En desprenderse de un montón de cosas que les gustan. Pero eso no es minimalismo.

Lo único que pretende el minimalismo es que te preguntes qué valor obtienes, tanto de lo que haces como de lo que tienes. Y te anima a que te desprendas de aquello que no aporta valor a tu vida.

Todo esto, que al principio puede parecer un sacrificio, no lo es. Ya que el minimalismo tiene muchos beneficios:

  1. Menos cosas = menos estrés. Cuantas menos cosas tengas, menos preocupaciones te generarán. Menos mantenimiento, menos limpieza, menos reparaciones, menos tiempo ordenando, menos seguros que contratar, menos preocupaciones por robos.
  2. Menos cosas = más libertad. Las posesiones son como anclas que te quitan libertad. Si tienes muchas cosas te será difícil cambiar de casa por culpa de la mudanza. Si no puedes mudarte no podrás moverte a otro lugar si sale una oportunidad de trabajo mejor, por lo que es posible que no puedas aprovechar las oportunidades que aparezcan a tu paso.
  3. Menos cosas = más tiempo. El comprar cosas lleva tiempo. Tiempo para investigar cuál es el mejor producto, ya sea por internet o desplazándote físicamente. También hay que ver dónde está al mejor precio y hay que comprarlo. Una vez que es tuyo también sigue consumiendo tu tiempo, hay que limpiarlo, mantenerlo ordenado, cuidarlo y arreglarlo…En resumen, ser minimalista te ayudará a gastar mucho menos tiempo cuidando de tus cosas, para que puedas pasar más tiempo haciendo las cosas que te gustan.
  4. Menos cosas = más dinero. Cuanto menos compres, más dinero tendrás. Nunca viene mal tener un poco más de dinero. Además cuanto menos gastes, menos tienes que ganar, lo que se traduce en que tienes que trabajar menos para mantenerte.
  5. Menos cosas = mejora el planeta. Cuanto menos cosas consumas, más responsable y sostenible será tu vida y ayudarás a cuidar del planeta.
  6. Menos cosas = más felicidad. Cuantas menos cosas poseas, más tiempo tendrás para estar con tu familia y amigos. Tendrás más tiempo para practicar tus aficiones, ver atardeceres, lluvias de estrellas y hacer aquello que te haga feliz a ti.
  7. Menos cosas = más creatividad. Tener menos cosas te hace utilizar las que ya tienes de una manera más creativa. Incluso puedes reciclar cosas que ya tengas y darle una nueva función.
  8. Menos cosas para mi = más para los demás. Los recursos del planeta son limitados y hay que repartirlos entre todos. Por eso, si consumes menos recursos habrá más para otros.
  9. Menos cosas = más paz. Cuantas menos cosas tengas, más organizada y limpia estará tu casa. Imagina una cocina sin trastos de por medio, un escritorio limpio, sin cosas que te agobien, ideal para trabajar de forma eficaz.
  10. Menos cosas = más orden. Cuantas menos cosas poseas, más fácil te resultará encontrarlas.
  11. Menos cosas = mejores cosas. Cuando tienes menos cosas, las cosas que tienes pueden ser mejores. Por ejemplo, puedes tener 30 camisetas que no están mal o 10 camipsetas que sean tus camisetas favoritas, que te queden de fábula y que te hagan sentir bien. Más no es mejor, mejor es mejor…

Espero que te gusten los beneficios del minimalismo. ¿Falta algún beneficio que tú hayas experimentado?

Si crees que el artículo es interesante, compártelo:

Deja un comentario